<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18185971\x26blogName\x3dM358887\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mexicochido.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mexicochido.blogspot.com/\x26vt\x3d224854391457774281', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Estudios en curso

Almacenaje de archivos

Contactos
M358887
martes, noviembre 29

.:Inquilino:.

Tengo el cuerpo de un humano de 20 años terrestres. Mis movimientos son rápidos, mis cabellos lacios, y debo afeitarme. En realidad me resulta tan extraño todo esto. No he experimentado la sensación de crecer, de asimilar cada día, cada año... no he crecido.

Simplemente me vi una mañana en este cuerpo joven, pero bastante trajinado.
Me he visto desnudo y a cuerpo completo, he visto una enorme cicatriz en la parte izquierda de este pecho, de mi pecho, como un surco que divide el hoy del ayer. El dolor ya cicatrizado y esa marca visible... presente.
He palpado mi piel delicadamente, su temperatura, su suavidad, he respirado profundamente y pude concebir la sensación de ser parte de esta naturaleza que me rodea, siento su armonía y experimento la sensación de respeto.
Cierro los ojos y veo luces, hay algo en mi mente que me transmite recuerdos pero son vagos, leves, fugaces. Palpo, examino, tanteo, cierro mi puño y resaltan algunas venas, siento el sagrado tránsito de sangre al corazón... tan delicadas, algo me seduce a cortarlas... inmediatamente desecho ese pensamiento.

No sé de dónde vengo, pero estoy seguro que no soy de aquí. Soy un inquilino de este cuerpo que me obedece fielmente. He nacido sin pasado, y debo entender mi presente. Hablo este idioma, sé los nombres, quizás de donde provengo no diste mucho de esta realidad, tengo la noción de la muerte, soy precavido, pero me resulta inquietante descubrir una a una y lentamente las distintas sensaciones que este cuerpo reclama.

Debo ser como ellos, deben verme igual, debo ser humano, sin serlo.


Publicar un comentario

Powered by Blogger and Blogger templates