<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18185971\x26blogName\x3dM358887\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://mexicochido.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://mexicochido.blogspot.com/\x26vt\x3d224854391457774281', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Estudios en curso

Almacenaje de archivos

Contactos
M358887
martes, octubre 25

Acercamiento al Sol.

La Tierra acerca su elipse al sol a una velocidad media de 29.79 kilómetros por segundo y crea una estación denominada por los humanos como spring o primavera.

Esta estación es llamada también la del renacimiento y, por el fenómeno del apareamiento, del lo que llaman amor.

Definimos Amor como el síndrome resultante del proceso químico del cuerpo humano en respuesta a ciertos impulsos. Estos provienen del desequilibrio de ciertas hormonas que se activan dependiendo de algunos estímulos.

Es interesante la relación entre este acercamiento al sol y el aumento de la actividad hormonal en la mayoría humana.

Es importante señalar que, según estudios en nuestro laboratorio, es una actividad 64% natural y un 36% aprendida o socializada. Esta última potencia la actividad natural.
domingo, octubre 23

Cubículos para deshechos orgánicos.

El cuerpo humano está recubierto por una poderosa membrana hecha de deshechos orgánicos llamada epidermis.

Esta es bloqueo y filtro a la vez. Es un sistema que extraño de encontrar en los demás seres de la galaxia (salvo la minoría grisácea, el resto posee exoesqueleto) y provee de gran flexibilidad y resistencia a los humanos.

A diferencia de las fibras pilosas, la epidermis son células muertas autorremplazadas por las que mueren en la dermis. Sin embargo la relación de los humanos con los deshechos orgánicos es de total rechazo.

Así lo demuestraron hace ya muchos años los estudios realizados en laboratorios de parejas humanas en pequeños cubículos. Estos permanecen alejados diametralmente de sus propios deshechos y presentan ciertos desórdenes (produciéndose náuseas, mareos y hasta vómitos) si se les acerca demasiado a sus propios deshechos y, más aún, a los de sus congéneres.

En la sociedad humana se tienen espacios separados para la alimentación, que cumple muchas veces la función de socialización, y el deshecho (en forma de descarga fecal u orina en el caso de líquidos). Esta última suele hacerse de manera apartada del grupo y en un espacio privado especialmente acondicionado por ellos para tal efecto.

Estudio de 246832: "los acondicionan con un material de baja capacidad magnetico atómica para poder deprender los restos rápidamente con preparados químicos agresivos" (...) "estos cubículos esconden bajo asientos y recipientes en pedestal, trampas que ayudan a mantener el mínimo contacto posible con los deshechos." (...) "en zonas donde no se encuentran estos cubículos, denominados baños, los individuos se apartan del grupo en pares o individualmente para realizar la descarga de deshechos, generalmente en zonas donde el primitivo ojo humano no registre dicho acto..."

Luego de estudiar diversos archivos sobre el tema encontramos que lo que convierte en humanos o semi humanos a muchas deidades terrestres es el hecho de poder defecar.

Los dioses, en la Tierra, no defecan.

Ejercicio humano.

Hace treinta y dos años humanos que estoy aquí, en vuestro planeta.

Lo primero que me asombró fue la poca actividad física a la que se habían acostumbrado los gracias al desarrollo agigantado del confort.

Luego de diversos estudios con el equipo llegamos a considerar que con el ritmo al que iban, muchos de sus músculos, nervios e incluso algunas de sus actividades cerebrales colapsarían en un par de generaciones.

Hablamos de una involución.

Llegamos a esa conclusión partiendo que, tal como fue creado, el mecanismo físico del ser humano es muy resistente y se desarrolla de acuerdo al esfuerzo al que esté expuesto.

Es decir: si a un humano masculino, de edad promedio 15-35 lo sometemos a esfuerzo contínuo, su mecanismo de soporte y de movimiento responderá automáticamente adaptándose y superando dicho esfuerzo.

Esta conclusión a la que llegamos es en lo que se basan los llamados físicoculturistas: inician con un esfuerzo muscular pequeño y va en aumento. Al no haber más repeticiones, sino peso, atrofian el músculo haciendo que este se desarrolle sólo hasta la mitad, ocasionando su hinchazón y falta de resistencia.

Pero ocurre también lo contrario. El cuerpo humano involuciona ante la ausencia de esfuerzo. En estudios hechos bajo gravedad cero, en nuestro laboratorio, la mayoría de los músculos y de articulaciones sufren una atrofia permanente. Los huesos adquieren un aspecto poroso y se vuelven frágiles (sindrome ocasionado en gravedad normal por la osteoporosis y algunos medicamentos) esto nos demuestra la capacidad adaptativa de los seres humanos.

Lo que nos sorprendió es cómo se deja de lado el esfuerzo físico siendo la existencia humana basada en su existencia corpórea.

Pero no habíamos estudiado una variable importante: el ejercicio físico. Muchos de los humanos que no gastan energía en actividades de producción ni de transporte realizan una actividad que no tiene aparentemente utilidad: ejercicio.

Hace unos pocos meses determinamos que esta actividad está destinada a preservar el cuerpo de una manera absurda: desechando la energía destinada a la producción en calor y movimiento.

Lo que ahora estudiamos es el excesivo desequilibrio entre los humanos sobre alimentados y los desalimentados. Entendemos que quienes se sobrealimentan tengan que gastar energías para mantener un cuerpo funcional.

Aporte en la lista de E785455: "Humanos en descarga acelerada de energía por grupos de doce, veinte y hasta cincuenta: horas de la mañana y por la noche. Energía desperdiciada en forma de calor y movimiento llamada spinning. Unidades de potencia que se eliminan al realizar dicho ejercicio: aproximadamente 400 watts. La unidad de alumbrado promedio en Sudamérica es de 100watts. El resultado del cálculo arroja que es posible alumbrar las zonas que no tienen energía en dicho continente (durante la noche) con la aplicación de un elemento de transformación en las maquinarias para realizar el ejercicio de spinning."

Lo que no entendemos es la necesidad de eliminar la energía humana cuando puede ser reutilizada.

Powered by Blogger and Blogger templates